RSS

El 15 M: Orígenes, características y significación.

18 Ago

Reproduzco parcialmente un muy inteligente analísis sobre el Movimiento 15-M, escrito por el investigador del Instituto de Historia del CSIC Oscar J.Martín García, en el periódico Diagonal(cada día me gusta más este periódico).

El desinterés habitual de los medios informativos por lo que se mueve fuera de la política partidista, ha llevado a “analistas” y tertulianos a presentar al Movimiento 15-M como una inesperada irrupción surgida de la nada. También ha sido insólita su aparición para nuestra lamentable clase política. Sin embargo, los gritos de Lo llaman Democracia y no lo es o de Democracia radical y ciudadana  no son nuevos en este país.

Tienen muchos antecedentes, desde las manifestaciones multitudinarias de la Transición como la del homenaje a los abogados laboralistas de Atocha asesinados en enero de 1977 hasta las pacíficas y espontáneas sentadas frente a las sedes del PP, la noche del 13 de marzo de 2004, pasando por las opuestas a la permanencia de España en la OTAN o sin olvidar las ya míticas del No a la Guerra, contra la entrada de España en la Guerra de Irak.

La característica común es la exigencia por parte de la gente de una mayor participación ciudadana en el debate público y en la vida política.

El movimiento de los indignados se inscribe no por casualidad en  un contexto de revisión crítica del proceso de la Transición.

En las imperfeciones del proceso de Transición  estarían los orígenes de los déficit participativos del actual sistema representativo.

En aquella época, los partidos desmovilizaron a sus bases para autoerigirse en los únicos árbitros legítimos del cambio.

La necesidad de mantener el orden en la naciente  y muy frágil Democracia consagró el mantenimiento del orden sobre la participación ciudadana.

Las estrechas formas de representación/participación ciudadadana siempre han sido objeto de contestación social, en todas y cada una de las oleadas de protesta habidas desde la segunda mitad de los 70.

La Historia De España en los últimos 35 años no se ha caracterizado tanto  por la pasividad de la Sociedad Cívil, como por la ausencia de canales efectivos de participación democrática.

Desde la Transición, las élites se han dedicado a proteger su poder de los vientos hostiles de la calle. Han cerrado las ventanas de partidos, sindicatos e instituciones para protegerse del torbellino de “la política por otros medios”.

Y en esas estamos.

 El 15-M en Andalucía y abajo en Madrid.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 18, 2011 en Ciudadanía

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: