RSS

Bob Denard. El mercenario más famoso del mundo. La pesadilla neocolonial de África.

07 oct

Bob Denard (1929-2007) encarnó la imagen más monstruosa y odiada del colonialismo (y sobre todo del neocolonialismo) europeo en África. Su verdadero nombre era Gilbert Bourgeaud. Hijo de un militar destinado en el Imperio Colonial francés, desde muy joven tomó contacto con la lucha armada ( a la que ya nunca abandonaría), enrolándose con tan sólo 16 años en la Resistencia francesa contra la ocupación alemana. Tras la victoria contra el ejército nazi, se alistó en el ejército, concretamente en la Marina como voluntario para luchar en Indochina por el Imperio Francés y contra la guerrilla nacionalista y luego comunista del Viet-Mihn. Derrotado y humillado en la decisiva batalla de Dien Bien Phu, el ejército francés, se vuelve hacia otra colonia rebelde, envalentonada por el triunfo del Viet-Mihn de Ho Chi Mihn: Argelia. Allí, Denard combatirá de nuevo en pro del colonialismo en una Guerra que pronto se convertirá en un baño de sangre, se le irá de las manos a Francia y supondrá un desprestigio mundial para esta por sus violaciones de los Derechos Humanos, sus campos de concentración donde recluyen a la población nativa, sus torturas, violaciones de mujeres argelinas,etc. Después de la Guerra de Argelia, que se salda con la independencia del país norteafricano y la instauración de un régimen “marxista” y prosoviético, Bob Denard, decide actuar por libre. Seguirá trabajando para el Estado francés, pero ya no estará encuadrado en el ejército francés. Por lo menos oficialmente. Ahora que las provincias africanas del antiguo Imperio francés han conseguido la Independencia, se trata de seguir dominándolas, esquilmándolas y asfixiándolas, pero a distancia y sin que se pueda implicar a los Gobiernos y Ejército francés. Se financiaran operaciones de derrocamiento de Gobiernos populares y progresistas para sustituirlos por dictadores títeres que trabajen para aumentar los beneficios de las multinacionales francesas instauradas en el país y no para el Pueblo, al que se reprimirá enérgicamente. El entonces Presidente de Francia, el General Charles de Gaulle instaura la célula África en el Palacio del Elíseo, a cuyo frente pone a Jacques Focart. Este individuo, conocido con le sobrenombre de el Zar, dispondrá de descomunales cantidades de fondos reservados para llevar a cabo la Contrarrevolución en África y sólo dará cuenta de sus gastos al propio Presidente.

Bob Denard estará encantado de servir a los intereses colonialistas no sólo de Francia sino también de Bélgica, como demuestra su participación en la Guerra Cívil congoleña en los primeros años 60, en favor de la secesión de la provincia de Katanga, la región del mundo con mayores reservas minerales del mundo…que por supuesto será una marioneta en manos de los belgas.

Con probada experiencia en el arte de la Contrarrevolución, volverá a ponerse al servicio de esta en Yemen, contratado por el MI6 (el Servicio Secreto Británico) para sostener militarmente una dictadura monárquica en el país árabe. Dictadura sostenida por Arabia Saudí frente a los revolucionarios republicanos militarmente ayudados por el régimen nacionalista y revolucionario del Coronel Nasser en Egipto.

De vuelta al continente africano dará soporte logístico y asesoramiento militar a la guerrilla anticomunista UNITA  en Angola, organización armada financiada por la CIA para combatir al Gobierno prosoviético del MPLA (Movimiento para la Liberación de Angola). La UNITA (Unidad Nacional para la Independencia Total de Angola) estaba dirigida por un obscuro personaje llamado Jonás Savimbi, involucrado en el tráfico ilegal de diamantes y otras desagradables historias. En Angola, también alentaría (sin éxito) la secesión del rico enclave petrolífero de Cabinda. Todo valía con tal de sabotear o derrocar al régimen comunista angoleño.

En 1977, intentaría sin éxito, derrocar por medio de un Golpe de Estado al Gobierno comunista de Benin.

En Gabón, formo y mandó la Guardia Presidencial durante una década.

Participó en revueltas militares en Rhodesia (país hoy rebautizado como Zimbawe).

Pero de todos los lugares donde intervino, ninguno sería tan asociado a él como el archipiélago de las Islas Comores. Este diminuto país africano se convirtió en su centro de operaciones a la vez que su feudo, desde donde actuaba con total impunidad. Desde allí, estableció una abundante red de suministros de armas a la Sudáfrica del Apartheid, sometida a un embargo internacional de armas y que combatía en aquellos momentos contra los regímenes comunistas de Angola y Mozambique, militarmente sostenidos por la Unión Soviética y Cuba.

En Comores, Denard, cambió tres veces el Gobierno, por medio de triunfantes Golpes de Estado, que él mismo dirigía. El primero fue en 1975 y derrocó a Ahmed Abdallah, a quién el propio Denard había nombrado a dedo. En 1978, derrocó al siguiente Gobierno y volvió a instalar a Abdallah. Más tarde, este moriría asesinado en circunstancias nunca aclaradas. En 1995, Denard volvió a derrocar al Gobierno del archipiélago.

Tuvo que pagar con 100.000 euros de multa y 4 meses de cárcel en Francia, por estos y otros hechos, años más tarde. Se libró de una verdadera condena por su avanzada edad y por su entonces incipiente alzaheimer. Era además un poco hipócrita que uno de los Estados a cuyo sueldo estuvo para hacerle el trabajo sucio y clandestino, ahora le condenara por esos mismos hechos. Porque es muy triste decirlo, pero gracias a que Bob Denard abortó procesos democráticos y reformistas, a las guerras cíviles que provocó y a las dictaduras que instauró,, parte (no todo) del orden neocolonial deseado por las antiguas potencias colonizadoras quedó a resguardo. El Estado francés le agradeció sus servicios al Estado con una mísera pensión de 250 euros al mes, solamente por sus méritos como militar en Indochina y Argelia. Así paga Satanás a quién le sirve. Las otras guerras no podían contar en su pensión, porque eran secretas y … nunca habían existido.

Bob Denard, a la izquierda. En Comores.

De joven, combatiendo en el Congo.

Otros mercenarios importantes.

Jean Schramme (Brujas, Bélgica, 1929-Rondonópolis, Brasil, 1988).

'MAD' MICHAEL HOARE

Mike Hoare (India, 1920). Mercenario irlándes.

Siegfried Müller: "Liberté, Fraternité und so weiter"

Siegfried Muller (Alemania, 1920-Sudáfrica, 1983).

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 7, 2012 en África subsahariana.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

%d personas les gusta esto: